Usemos la memoria, recordemos y no permitamos nunca mas que se repitan semejantes atrocidades y atropellos. Recordemos el pasado, pero por favor no vivamos en el. Vivir en el pasado no es mas que clavarse en el y no avanzar.

 El dolor, es absolutamente comprensible, pero no inculquemos el odio al uniforme militar a nuestros descendientes, no le inculquemos el desprecio, porque los militares de carrera y voluntarios ingresan por vocación, y juran defendernos. Que haya habido esa putrefacta casta, no es indicativo que los nuevos serán así.

Protejamos nuestros intereses y avancemos sin rencor pero si con memoria.

Anuncios