30/12/08 Fuente: http://www.malvinense.com.ar/smalvi/an0208/934.html

Junto con el petitorio, se entregó un escrito dirigido a la Presidente Kirchner y otro a funcionarios de Cancillería Argentina. Podrán hacerse los desentendidos, pero ya están avisados de lo que sucede y sucederá en el país en cuanto a nuestros territorios y recursos naturales

A  la Presidenta Cristina Kirchner

De mi mayor consideración:

Me dirijo a Ud. con el fin de hacerle llegar un petitorio firmado por 60.000 ciudadanos (incorporado al cd que adjunto), en el que expresamos nuestra preocupación por la situación en que se encuentra el futuro de la soberanía argentina sobre Malvinas, Antártida, Mar Argentino y nuestros recursos naturales más preciados, como el agua. Los originales de cada firma que aquí presento, se encuentran a disposición para cualquier revisión.

Que como argentino, me siento en la obligación de peticionar ante el gobierno nacional respecto a que debe tomar en cuenta y actuar para preservar los recursos de mayor importancia, que son el futuro de la Nación. Sin ellos, nosotros podremos sobrevivir, pero nuestros hijos serán testigos de una Argentina “vacía”, sin futuro, de un país vendido al poder económico por culpa de negocios de unos pocos, que perjudican a todo un pueblo.

Señora Presidente, usted tiene a disposición los elementos para evitar la pérdida de soberanía de nuestro territorio, tiene las herramientas para evitar el saqueo de los recursos y la entrega de nuestro patrimonio. Que la conducta de algunos funcionarios corruptos mezclados en negociados mezquinos, sea desvirtuada por su intervención oportuna, con la que va a lograr el apoyo incondicional de millones de personas, que aún queremos seguir siendo argentinos, ser pueblo digno de vivir en este bendito suelo, que tanta riqueza nos prodiga en sus entrañas.

Ningún Poder del Estado, inclusive el que usted tiene el honor de mandar parece preocuparse, ante los diversos sucesos que cada día son más comunes de entrega de soberanía, de recursos naturales, a manos de grandes empresas que no dejan un solo centavo en el país.

Por ello, y sabiendo que en la Argentina, en los próximos años se agudizará esta situación que aquí describo, inicié una campaña de firmas, que en seis meses, obtuvo una adhesión de alrededor de 10.000 personas por mes, sin el apoyo de ningún medio masivo, sin publicidad en medios periodísticos ni el apoyo de ninguna organización política. Pero si contó con el entusiasmo de argentinos que realmente se preocupan por su Patria, junto a unas 60.000 adhesiones, de argentinos también, que ya están alertas, y saben que está pasando en nuestro territorio. Podrán sucederse presidentes y personajes, que podrán decir mucho con sus palabras, pero los hechos son los que quedan en la historia, y la verdad es una sola, que al largo plazo nos lleva a la justicia para darnos la libertad. Usted podrá ignorar esta carta, pero aquí estaremos siempre un puñado de argentinos enarbolando la verdad, porque sabemos que es la única que triunfa.

Resumidamente, vengo a solicitar medidas concretas y eficientes sobre los siguientes puntos:
– Impedir la pérdida de soberanía nacional sobre la Antártida, Mar Argentino y Malvinas, ya que las últimas acciones del gobierno nacional han puesto en riesgo dichos territorios. El gobierno nacional debe actuar, no solo en el ámbito de la diplomacia, sino también por la vía educativa, política y social. “Las Malvinas son Argentinas” dice usted muchas veces en sus discursos, pero poco se hace en la práctica para que esas palabras sean hechos.

– Modificar o derogar toda ley, tratado o decreto que atente contra la preservación de los recursos naturales de la Nación y su explotación desmedida, que actualmente deja sin rédito económico al Estado. De esta manera, se protegerían los recursos estratégicos y no renovables como el agua, el petróleo y la minería.

– La anulación de los Acuerdos de Madrid firmados en 1989 y 1990, el tratado de Londres, y los acuerdos económicos de 1995 y 1998. Estos han sido los acuerdos más humillantes que aún hoy perjudican al bolsillo y al sentimiento de cada argentino. La derogación de la ley 24.184 de promoción y protección de inversiones Británicas, y la sanción de una nueva ley que penalice económicamente a las empresas que tienen inversiones en el país y en Malvinas de forma simultánea.

– Políticas pesqueras idóneas para impedir la depredación y entrega del recurso a manos extranjeras. Son millones los kilos de pescado apto para el consumo humano que se arroja al mar todos los días en nuestras costas. La correcta utilización del recurso, podría terminar con el hambre de nuestros hermanos.

– Restringir la venta de tierras de la República a ciudadanos extranjeros. De lo contrario, suceden hechos preocupantes tales como la construcción de una inmensa pista aérea en la Patagonia, y que pese a que la Argentina no posee radares en la zona, el Ministerio de Defensa ha permitido su utilización, siendo susceptible el tráfico de droga, armas, etc. en esa área.

Solicito medidas concretas, porque usted ha sido elegida para gobernar a los argentinos, al pueblo, y es quien la puede guiar en su rumbo. Aquí hay una porción de ese pueblo, que está tratando de colaborar, para que todos vivamos y tengamos un futuro mejor. Que estoy a disposición para ampliar y colaborar en esta tarea, porque no se pretende atacar o destruir, sino todo lo contrario, que todos, podamos hacer un país mejor. Porque de seguir este tipo de políticas contraria a los intereses nacionales, en pocos años se verán consecuencias muy negativas, que sembrarán más hambre y violencia en nuestro territorio.

Cordialmente,
Patricio Ariel Mendiondo

A Cancillería Argentina

Señor Embajador Eduardo M. de L. Airaldi

Me dirijo a Ud. con el fin de hacerle llegar un petitorio firmado por 60.000 ciudadanos (incorporado al cd que adjunto), en el que expresamos nuestra preocupación por la situación en que se encuentra el futuro de la soberanía argentina sobre Malvinas, Antártida, Mar Argentino y nuestros recursos naturales más preciados. Los originales de cada firma que aquí presento, se encuentran a disposición para su revisión.

Que como argentino, siento que el gobierno nacional debe tomar en cuenta, y actuar para preservar los recursos más preciados, que son el futuro de la Nación. Sin ellos, nosotros podremos sobrevivir, pero nuestros hijos serán testigos de una Argentina “vacía”, sin futuro, de un país vendido al poder económico (privado, extranjero) por culpa de negocios de unos pocos, que perjudican a todo un pueblo.

Este petitorio con sus respectivas firmas fue presentado en la Casa de Gobierno, a la presidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.

Siendo usted, Director General de Malvinas e Islas del Atlántico Sur, le hago llegar mi preocupación sobre la situación en que se encuentra la soberanía de Malvinas e Islas adyacentes, que corresponde al pedido del primer punto del petitorio mencionado.

En junio de este año, se inició una campaña de firmas, que en seis meses, obtuvo unas 10.000 adhesiones mensuales, sin el apoyo de ningún medio masivo, sin publicidad en medios periodísticos ni el apoyo de ninguna organización política. Pero si contó con el entusiasmo de argentinos que realmente se preocupan por su Patria, junto a unas 60.000 adhesiones, de argentinos también, que ya están alertas, y saben que está pasando en nuestro territorio.

Dado que el año próximo vence el plazo para presentar en la CONVEMAR los estudios para la ampliación de la soberanía nacional; que en el Tratado de Lisboa que entrará en vigencia próximamente figura en uno de sus anexos las Malvinas y Antártida como territorios británicos y como territorios con trato especial con la Unión Europea; que no se informa a la población sobre la realidad del reclamo argentino, solicito…

Que comunique a la población las acciones tendientes a reafirmar la soberanía argentina sobre Malvinas, Antártida y sur del Mar Argentino. Que no sean solo palabras, sino que estas estén acompañadas de sucesos en la práctica, tendientes a que sean parte de un objetivo común a largo plazo, para asegurar o recuperar los territorios que actualmente y potencialmente están en disputa con el Reino Unido de Gran Bretaña.

Que en la presentación que realizará la Argentina en mayo del año próximo ante la CONVEMAR, se tenga en cuenta que las Islas Malvinas no son un Estado ribereño, sino parte del territorio nacional, y es imposible permitir una virtual presentación británica en la zona de Malvinas.

Que la presentación en la zona antártica no es obligatoria, y bastará solo con una reafirmación de la soberanía, y que llegado al caso de una presentación que incluya la Antártida Argentina, se solicite expresamente a la CONVEMAR que no se tome en cuenta ni sea examinada, como por ejemplo ha procedido Australia.
Que dicha presentación de ampliación de soberanía de 200 a unas posibles 350 millas, se divida en zonas geográficas, dando una zona exclusiva a la presentación de Malvinas y sus aguas adyacentes, como así también en la Antártida.

Que Cancillería Argentina tome acciones concretas en el ámbito diplomático, volviendo a colocar el tema Malvinas en la ONU, obteniendo resoluciones favorables.
Que se haga conocer o, en su defecto, se inicie una embestida diplomática seria en cada estado miembro de la Unión Europea, para evitar que en el Tratado de Lisboa se incluyan a Malvinas y Antártida como territorios británicos, evitando también, que se de un trato especial de dichos territorios con la Unión Europea.

Que se inicie una campaña, o se de publicidad, de las acciones de Cancillería sobre cada tema aquí planteado, para que la población pueda informarse como corresponde, evitando que pueda ser engañada por rumores o informaciones falsas.

30/12/08 Fuente: http://www.malvinense.com.ar/smalvi/an0208/934.html

Anuncios