Economía del Reino Unido cae en su segunda recesión tras crisis

LONDRES (Reuters) – La economía británica cayó en su segunda recesión desde la crisis financiera después de que datos oficiales mostraron inesperadamente una baja en la producción en los primeros tres meses del 2012, aumentando la presión sobre la coalición de Gobierno del primer ministro David Cameron. La Oficina Nacional de Estadísticas dijo que el producto interno bruto británico cayó un 0,2 por ciento en el primer trimestre del 2012, después de que se contrajo un 0,3 por ciento a fines del 2011, desconcertando a analistas que habían estimado un crecimiento de un 0,1 por ciento. La mayoría de los economistas esperaba que la economía británica de 2,4 billones de dólares lograra un modesto crecimiento a comienzos del 2012, pero esas estimaciones fueron desbaratadas por la mayor caída en la producción de la construcción en tres años, unida a un anémico crecimiento en el sector de servicios y una baja de la producción industrial. Las cifras del miércoles serán un duro golpe para la coalición Conservadora/Demócrata Liberal del Reino Unido, que ha caído en los sondeos de opinión desde que presentó un presupuesto anual en marzo que fue mal recibido y arriesga ser avergonzada en las elecciones locales del 3 de mayo. El Gobierno también está bajo presión por las revelaciones sobre su estrecha relación con el magnate de los medios Rupert Murdoch. El Gobierno necesita crecimiento con desesperación para lograr su meta primordial de eliminar el enorme déficit de presupuesto británico durante los próximos cinco años. La economía británica se contrajo en un 7,1 por ciento durante su recesión del 2008 al 2009 y la recuperación desde entonces ha sido lenta, con obstáculos derivados de la crisis de deuda de la zona euro, recortes al gasto gubernamental, una alta inflación y un sector bancario golpeado. Los datos del miércoles mostraron que la producción aún está un 4,3 por ciento por debajo del nivel máximo que alcanzó en el primer trimestre del 2008, y la economía ha crecido sólo un 0,4 por ciento desde que el Gobierno llegó al poder en el segundo trimestre del 2010. La producción en el sector de servicios británico, que representa más de tres cuartas partes del PIB, creció apenas un 0,1 por ciento en el primer trimestre después de que cayó un 0,1 por ciento en los últimos tres meses del 2011, presionada por una caída en la producción de las grandes empresas de servicios y el sector financiero. La producción industrial fue un 0,4 por ciento menor, mientras que la construcción, que representa menos del 8 por ciento del PIB, se contrajo en un 3,0 por ciento, su mayor caída desde el primer trimestre del 2009.

Anuncios