Las dos mayores economías asiáticas renunciaron a la utilización del dólar para la intermediación, medida que responde a un acuerdo sellado en diciembre por el premier chino, Wen Jiabao, y su par japonés, Yoshihiko Noda, para fortalecer la cooperación financiera.

El yuan chino cotizó en la apertura del mercado en Tokio a a,33 yenes, según despacho de DPA.

Al dejar de lado al dólar como moneda intermediaria, Japón y China pueden llegar a ahorrar hasta 3.000 millones de dólares por año.

China es el mayor socio comercial de Japón: el año pasado el volumen comercial bilateral fue de 345.000 millones de dólares.

Fuente: http://telam.com.ar/nota/27050/

Anuncios