Madrid. Modernizarse ma non troppo. El anteproyecto de ley de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas, elaborado por el Ministerio de Defensa, pretende adaptar el código sancionador de los militares a un Ejército profesional, del que forman parte hombres y mujeres que tienen reconocidos sus derechos fundamentales, incluido el de asociación. Pero se queda a mitad de camino, en el mejor de los casos, para la asociación profesional mayoritaria en las Fuerzas Armadas, la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), que ha formulado una “enmienda a la totalidad” del texto.

Como muestra de adaptación a los nuevos tiempos, el proyecto cita expresamente el correo electrónico y las redes sociales entre los medios a través de los cuales se pueden “expresar públicamente opiniones que, relacionadas estrictamente con el servicio de las Fuerzas Armadas, no se ajusten a los límites derivados de la disciplina” y sean merecedoras de castigo. La equiparación del correo electrónico —protegido por el secreto de las comunicaciones— con un foro público resulta como mínimo sorprendente en este caso.

Fuente Leer mas http://politica.elpais.com/politica/2012/07/23/actualidad/1343068683_311448.html

Un helicóptero del Ejército español se dispone a despegar en el aeropuerto de Herat, Afganistán. / Tomas Munita (AP)

 

Anuncios