Según un nuevo estudio, América Latina y el Caribe sufrirán costos anuales mínimos de 100.000 millones de dólares para el año 2050 debido al cambio climático.

Por Prof. Norberto Ovando *

El informe titulado “El Desafío Climático y de Desarrollo en América Latina y el Caribe: Opciones para un Desarrollo Resiliente Bajo en Carbono”, fue elaborado conjuntamente por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés).

El estudio señala claramente, que el derretimiento de los glaciares, la reducción en los rendimientos agrícolas, las inundaciones y las sequías son algunos de los cambios asociados al calentamiento global que impactarán en la región.

El investigador líder del estudio, Walter Vergara, que además es Jefe de la División de Cambio Climático y Sostenibilidad del – BID-, declaró que la cifra estimada representa “Los costos mínimos con los impactos ya inducidos en la biósfera, son los cambios que ya están comprometidos en la atmósfera, estos cambios van a suceder”.

Ben Olken, profesor de economía del Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT), señala que el impacto de las altas temperaturas no solo afecta los cultivos, sino también las inversiones, la producción industrial y la estabilidad política”.

Inversión

También en el documento se aconseja que “Es imperioso que la región aumente en forma drástica sus inversiones en adaptación al cambio climático”. Un aspecto positivo destacado por los autores es que el costo de las inversiones en adaptación es mucho menor, equivalente a la décima parte del monto estimado para los daños materiales si no se toman medidas.

Las inversiones en adaptación constituyen una pequeña fracción de los costos de los impactos materiales, estimados en forma conservadora en 0,2 % del PIB de la región a valores actuales.

Además de invertir en adaptación, también se requieren inversiones para reducir radicalmente las emisiones de dióxido de carbono y metano, dos de los principales gases de efecto invernadero.

Como mensaje final Vergara insta a “Ponernos a trabajar ya mismo o los daños van a aumentar en forma exponencial”, y agrega: “Lo que podemos hacer es disminuir los daños que pueden perjudicar a nuestros hijos y nietos, ése debe ser nuestro objetivo, no podemos descontar el futuro de nuestros hijos y nietos”.

* Presidente / Asociación Amigos de los Parques Nacionales – AAPN –
Experto Comisión Mundial de Áreas Protegidas – WCPA – de la UICN-
Red Latinoamericana de Áreas Protegidas – RELAP –

Fuente:http://www.natura-medioambiental.com/2012/08/america-latina-debera-invertir-100000.html

Anuncios